Logo de la web: Acercándonos al Párkinson

Diagnóstico

Debido a que no existe ningún marcador o prueba de laboratorio para diagnosticar la enfermedad de Párkinson el diagnóstico se basa en las características clínicas del paciente y en un examen neurológico.

El diagnóstico se basa en las características clínicas del paciente y en un examen neurológico.

El diagnóstico presenta dos problemas principales:

  1. Signos tempranos del Párkinson pueden ser diagnosticados como efectos del envejecimiento normal. Es necesario un seguimiento del paciente hasta que los síntomas sean más evidentes.
  2. En ocasiones es difícil diferenciar la Enfermedad de Párkinson de otras enfermedades parecidas, como las del grupo del parkinsonismo, ya que comparten muchas características clínicas, especialmente en el inicio de la enfermedad.

Actualmente el diagnostico se basa en la presencia de síntomas motores cardinales, junto con síntomas que excluyan otras enfermedades y la respuesta al medicamento levodopa. El criterio diagnóstico más usado es el establecido por la UK Párkinson’s Disease Society Brain Bank

Paso 1: Presencia de Bradicinesia y al menos uno de los siguientes:

Paso 2: Criterios de exclusión de la enfermedad de Párkinson. Si presenta alguna de las siguientes características se excluye EP del diagnóstico:

Paso 3: presentar al menos 3 de los siguientes criterios de soporte:

En algunos pacientes se pueden pedir exámenes de apoyo del diagnóstico