Logo de la web: Acercándonos al Párkinson

¿Qué es la enfermedad de Párkinson?

Esta enfermedad fue descrita por primera vez en 1817 pro el médico londinense James Parkinson en su ensayo sobre la “parálisis agitante”, basado en el estudio de 6 pacientes que sufrían dicha enfermedad. En 1862 Jean Martin Charcot detalló las características de la enfermedad y le dio el nombre de Enfermedad de Párkinson.

La enfermedad de Párkinson (EP) es la forma más común del parkinsonismo. Es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso, concretamente al área encargada de control y coordinación del movimiento, mantenimiento del tono muscular y la postura.

Que sea una enfermedad neurodegenerativa quiere decir que hay una muerte de células nerviosas, o neuronas. En el caso de EP esta pérdida se da en una zona del cerebro denominada sustancia negra.

La enfermedad de Párkinson
Imagen modificada de http://neurosciencenews.com/human-learning-altered-by-ehuman-learning-altered-electrical-stimulation-substantia-nigra-1034/parkinsons-disease-substantia-nigra/

Estas neuronas son neuronas dopaminérgicas, es decir, producen una substancia química llamada dopamina. Esta substancia es muy importante en el cerebro, actúa como neurotransmisor (mensajero) que va transmitiendo señales de una neurona a otra y lleva la señal des de la zona de la sustancia negra hacia otra área del cerebro llamado cuerpo estriado, para producir movimientos. La muerte neuronal conlleva una disminución de los niveles de dopamina produciendo patrones anormales de activación nerviosa en el cerebro causando deterioro en el movimiento.

Cuando aparecen los primeros síntomas de la enfermedad los pacientes de Párkinson ya han perdido entre 60-80% de las neuronas productoras de dopamina.

Situación neuronal sin Párkinson Situación neuronal con Párkinson
Imagen modificada de http://www.ipsante.com/fr/pathologies/maladie-parkinson.html

Estudios más recientes también han demostrado que hay pérdida de otro de los mensajeros más importantes del cerebro, la norepinefrina. Se encarga de controlar muchas funciones automáticas del cuerpo, como el pulso, la presión arterial, etc. Y podría explicar muchos de los síntomas no motores de la enfermedad.

La enfermedad de Párkinson es el segundo trastorno neurodegenerativo más común después del Alzheimer. Casi el 2% de los mayores de 65 años padecen EP y este porcentaje aumenta al 4-5% cuando alcanzan los 85 años. Se estima que para 2030 se doblarán estos porcentajes.

Afecta tanto a hombres cómo a mujeres, y, aunque el 70% de los afectados son mayores de 60 años, no es una enfermedad exclusiva de esa franja de edad, pues 1 de cada 5 pacientes son menores de 40 años.